jueves, junio 05, 2008

En definitiva, la vida.

Sobre Leonera de Pablo Trapero
por Clara Abelenda

Salí del cine con una tremenda angustia. Lo que había visto me lleno de sentimientos encontrados que me enfrentaron con lo que significa vivir, con lo que en definitiva es la vida.
Vivir no es fácil, lo sabemos todos aunque tratemos de disimular, pero Trapero, nos muestra en forma descarnada, sin anestesia pero con una maestría digna de un grande, lo que es la vida, nuestra vida en definitiva. Dolor, angustia, felicidad, amor, placer y sobre todo lucha, mucha lucha, mucho esfuerzo para poder sobrevivir y salir airoso.
Película que te llega al alma y te reconcilia con el cine argentino, pero por sobre todo te reconcilia con el género humano.
Con una pequeña historia, un crimen que no se sabe quien cometió, tomando como escenario una cárcel, Trapero hace una gran película, una película de vida, interpretada por la maravillosa Martina Guzmán, en el papel de la maravillosa Julia Zárate, y con un fantástico elenco que hacen posible esta obra de arte.
Julia, un día despierta y se da cuenta que estuvo dormida, vivía como una sonámbula, nadie se daba cuenta ni ella misma que estaba dormida, caminaba con los ojos abierto pero dormía. Se despierta de golpe en la cárcel, en el mundo real, acusada de haber cometido un asesinato, embarazada sin saber de quien, acosada por otras mujeres, por otros sobrevivientes, por la realidad….y de golpe…toma conciencia de que vivir es otra cosa, que vivir es luchar, que vivir es amar, que vivir es tratar de ser feliz con lo que te toca, aprendiendo a vivir de una manera digna, tomando lo que la vida te ofrece y disfrutando con ello.
Hay escenas entrañables, la que particularmente me emocionó, fue cuando las reclusas en fila, una atrás de otra, llevan a sus hijos al jardín, y vuelven después en silencio orgullosas de ser madres, orgullosas de vivir. La escena en que Julia totalmente cambiada muestra que es capaz de destruir un mundo por defender a su hijo, es increíble, la madre de Julia, que no puede creer lo que le paso a su hija y llora sin poder contenerse…. La lucha de dos gordas en el baño, sin palabras….., la unión que existe entre todas es conmovedora, y la relación que tiene Julia con otra presa Marta, es de las más lindas que el cine te ofrece. Julia es una genia, Julia nos enseña a vivir, a disfrutar de lo que tenemos y a pelear por ello, aprendemos de ella, por eso solo nos queda decir gracias Julia, gracias Pablo, por esta lección de vida que nos dan con la Leonera.. y gracias Pablo por querer a tus personajes, por querernos tanto.
No puedo dejar de mencionar, que en el excelente guión de esta hermosa película, intervino Santiago Mitre, director de la película El amor primera parte, hijo de un integrante del grupo, y amigo mío Ricardo Mitre. Besos Clara

No hay comentarios.: