jueves, octubre 15, 2009

Adentro

Ayer, estimados amigos de Siempre Libre, fue el día más importante para la Argentina desde la Asamblea de 1813... por fin en la argentina tienen voz los desterrados, voz y poder. Diego Armando, que duda cabe, jamás ha renunciado a su origen humilde y así se expresa.
Como lo a hecho Carlitos (Magno) Tevez en Europa cuando declaró que de poder hacerlo "le arrancaría la cabeza al arquero de Alemania" Qué horror, qué barbarie! Todos los medios europeos (hipócritas miserables) y los chupamedias argentinos replicaron al unísono su repudio. Como ahora chillan como mariquitas que Maradona estuvo horrible. Efectivamente, Maradona dijo como diez veces "que me la chupen" o al periodista de TyC "vos sos uno de los que la tenés bien adentro" (siempre es fea la verdad) y después dale que te dale "que la sigan chupando".
Acaso se imaginan al Señorito Peckerman (ídolo de la clase media argentina) declarando así o al ultra racionalista positivista comptiano Marcelo Bielsa... jamás.
Bueno, mi tesis central es que esos modos civilizados jamás pueden sintonizar con sus jugadores, pueden saber mucho de futbol pero son incapaces de comprender el alma de un semidios salvaje como lo es Tevez o cualquiera de los buenos jugadores de futbol.
Lo que se inicia con Diego es, para mí, una gran ilusión futbolera... como decía Walt Whitman al reivindicar la vida... por un momento... la escuela... atrás... la escuela... atrás... Acaso alguna vez transó Bielsa al pedido desesperado de la gente de poner a Batistuta y Crespo juntos... jamás!! Diego ante el grito de Palermoooo Palerrmooo ... ya está... lo puso junto al Pipita Higuain... y vino el gol...
Yo recuerdo que una vez fui a ver Mandiyú y por ahí, indignado por algo grite: ¡qué deshonesto intelectual el árbitro..! y unos tipos de la tribuna me gritaron PUTOOO..! Tenían razón los bárbaros... el desubicado era yo... así no se habla en una cancha de futbol..
Escribo esto, también para decir que hay muchos tipos en mi país que deseaban que Diego fuese derrotado, (es triste pero es así) y Diego no sólo que triunfó en futbol sino que no se traicionó en sus convicciones más íntimas... y eso es digno de señalar...ante tanto discurso edulcorado de lindas palabras y de críticas hipócritas.
Un abrazo
Fernando Abelenda

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya lo dijo D10S no coman de esa fruta le traerá problemas…. Chúpenla.

Anónimo dijo...

Fernandito querido: Me sorprende que estés de acuerdo con esa forma chabacana de expresarse del director técnico de la selección. Una persona tan culta como vos, debería ser inexorable en la defensa del buen uso del lenguaje, que ni siquiera coincide con tu buen gusto en el vestir. Afligida por tu defensa al desparpajo, igual te saludo afectuosamente.
J. M. de Mateau.

Anónimo dijo...

Fernando: Je suis déçu par votre défense de mauvais goût.